Quinta del Obispo

Clima

uva

El Bierzo tiene un microclima muy especial,

se trata de un clima suave, benigno, más bien templado y regulado por una cierta humedad. Todo ello se debe a que El Bierzo está situado en un valle, siendo un clima similar al gallego en lo que a humedad se refiere y por otra parte tiene una baja pluviosidad como en Castilla, lo que lo hace que guarde un buen equilibrio hídrico. Su baja altitud impide, generalmente, las heladas tardías lo cual lo hace muy adecuado para la vendimia.

La pluviosidad alcanza un mínimo en verano y máximos en los meses de invierno. La fluctuación de humedad en largos periodos es muy baja, pasando de subhúmedo a húmedo, o bien seco a subhúmedo, pero jamás se aprecian variaciones considerables.

Las temperaturas extremas se dan en invierno y verano, siendo la media de 12,3ºC, registrándose unas mínimas medias de 3,6º en los meses fríos y máximas de 23,6º en los meses más calurosos.

Las precipitaciones son del orden de 721 mm en un año medio. La insolación media anual se cifra en 2.100 a 2.200 horas de sol a lo largo del año.